eee
Fútbol, Reportajes

Recorrido histórico por los balones de la Eurocopa

Después de que la famosa marca de las tres bandas extendiese su imperio dentro de los campos de fútbol patrocinando a grandes equipos y competiciones mundiales de primer nivel; el idilio deportivo y europeo entre adidas y la Eurocopa se afianza en 1984, con el Tango Mundial como balón oficial de la competición. Heredero del Tango original como oficial de la previa Copa del Mundo del 78.

Ya en el 88, adidas repite con otro Tango. Esta vez titulado Europa.

Y ya que compartir balón entre competiciones era común, la Euro del 92 heredó el mismo balón que la Copa Mundial celebrada dos años antes en Italia. Con el llamado Etrusco Unico haciendo referencia a la historia del país italiano.

Y repitiendo estrategia con el Questra Europa para la Eurocopa inglesa del 96. Evolucionando el diseño del balón para el Mundial estadounidense, adaptándolo al espíritu de la vieja Inglaterra con el uso de leones y rosas. Producido entre Alemania y España.

Con el cambio de siglo, la máxima competición europea aterriza en los Países Bajos y Bélgica con el nuevo Terrestra Silverstream. Un balón totalmente nuevo en su diseño y composición. E inspirado en las propias tradiciones de los pueblos neerlandeses.

Hasta llegar al mediático Roteiro lanzado para la Euro 2004 de Portugal. Con un diseño rompedor y las últimas tecnologías de la marca en cuanto a materiales, sellado de paneles y resistencias.

Cuatro años después, adidas vuelve a establecer nuevos parámetros estéticos con el nuevo Europass de la Eurocopa austríaca y suiza. Con una estructura similar al previo Teamgeist de la Copa Mundial, pero con un nuevo diseño en la disposición de sus 32 paneles termosellados para ofrecer la máxima impermeabilidad y resistencia. Además del acompañamiento de su hermano Europass Gloria, creado específicamente para la final del campeonato.

Una vez en Polonia y Ucrania, adidas vuelve a recurrir a su nomenclatura más mítica con el nuevo Tango 12. Y sus ligeras reminiscencias al Tango original, pero con un diseño totalmente nuevo basado en paneles tanto bidimensionales como tridimensionales. Repitiendo también esquemas con un balón totalmente personalizado para la final: el Tango 12 Final Kyiv.

Finalmente, este año adidas volvió a innovar presentando ya en las fases clasificatorias de esta Euro 2016 el balón Euro Qualifier. Seguido del Beau Jeu (juego bonito) y del reciente Fracas (golpe fuerte). A la espera de un balón oficial para la final de la competición.

Posts relacionados